RECOMENDACIONES PARA PACIENTES CON ENFERMEDADES CARDIOSVACULARES O MAYORES DE 65 AÑOS

La pandemia ha generado que muchas personas dejaran de consultar a su médico y por miedo a contagio del COVID-19, descuidaran otros aspectos de su salud. Por eso, nuestro Servicio de Cardiología acerca una serie de recomendaciones para los pacientes con enfermedades cardiovasculares.

 

 

 

¿Cuáles son las enfermedades cardiovasculares?

  • Antecedentes de infarto de miocárdico
  • Colocación de stent
  • Cirugía del corazón
  • Insuficiencia cardiaca
  • Hipertensión arterial
  • Internaciones previas en unidad coronaria por alguna causa cardiaca

Medidas de prevención

A los pacientes mayores de 65 años y aquellos de cualquier edad que tengan alguna enfermedad cardiovascular, se les recomienda que cumplan es aislamiento preventivo, social y obligatorio porque es la única manera de limitar el riesgo de contagio. Si la salida es inevitable, deberán optimizar las medidas de protección:

  • Usar tapabocas.
  • Mantener más de 1.5 metro de distancia con otras personas.
  • Realizar una meticulosa higiene personal al retornar a su hogar.

Es necesario extremar las medidas de prevención porque las personas con antecedentes cardíacos poseen mayor probabilidad de tener una evolución más grave en caso de infección por COVID-19.

Además, mientras cumplan la cuarentena, se les recomienda mantener un estilo de vida saludable.

Evitar el consumo excesivo de sal y de alcohol, el estrés y el aumento de peso.
Aumentar el consumo de frutas y verduras.
Abandonar el tabaco.
Mantener contacto telefónico u online con la familia y los afectos. 
Respetar los horarios de las comidas principales  y el descanso nocturno.
Evitar la sobreinformación. 

Medicación

 Es importante continuar con la medicación habitual tal como le fue indicada por su cardiólogo y que nunca les falte. En caso de requerir recetas, se pueden solicitar por telemedicina, por nuestro centro de contacto (4142121), por la web o por consultorio.

Aquellos  pacientes que tengan hipertensión arterial o insuficiencia cardíaca y estén medicados con drogas de las familias de los IECA o ARAII (como enalapril, perindopril, ramipril, valsartan, losartan, telmisartan, entre otros) deben continuar con la medicación como lo hacían habitualmente. Estos fármacos no deben ser suprimidos o cambiados ya que hasta la fecha no se ha demostrado que su ingesta aumente el riesgo de infección por COVID-19.

¿Cuáles son los síntomas de alarma por los que deberían consultar?

Deben sospechar enfermedad cardiovascular aguda, descompensación o empeoramiento de una enfermedad cardiovascular previa ante la presencia de:

- Dolor de pecho de tipo opresivo o sensación de peso en el pecho, que se prolonga más de 20 minutos, con o sin irradiación a uno o ambos brazos, hombros, cuello, mandíbula o la boca del estómago. Esto puede estar acompañado de sudoración fría o nauseas.

- Desmayos o síncope

- Palpitaciones, las cuales no necesariamente tienen que ser rápidas ni regulares, pero sí les generan mareos, malestar general o sudoración fría

- Falta de aire estando en reposo o realizando esfuerzos habituales o mínimos. También si ya sufrían esto, deben estar atento al empeoramiento de la falta de aire, o que se presente durante la noche, que los despierten y los obliguen a sentarse o a incorporarse en busca de aire. También deben prestar atención a si tienen necesidad de usar varias almohadas para poder dormir

- Pérdida de sensibilidad o de la fuerza en un hemicuerpo o desviación de la comisura de los labios

- Presión arterial igual o mayor a 180 de sístole y 110 de diástole. Es importante que la tensión se la tomen luego de 5 minutos de reposo, con la técnica correcta y usando un aparato validado, (que puede ser electrónico).

En cualquiera de estos casos no debe demorarse la consulta cardiológica, ya que una asistencia rápida reduce las secuelas y aumenta las probabilidades de sobrevida. Por el contario, la demora puede inducir a mayor daño e incluso a mayor mortalidad por causas cardiovasculares.

¿Es seguro realizar una consulta presencial?

Nuestra institución cuenta desde febrero con un Comité de Crisis de COVID-19, el cual preparó a todo su personal para seguir brindándoles a nuestros pacientes una atención con estándares de calidad y seguridad. Desde el 4 de mayo, los profesionales reabrieron sus agendas presenciales en Jacinto Ríos 554, nuestra sede segura.
Algunas de las medidas vigentes son:
- Uso obligatorio de barbijo o tapaboca para ingresar y permanecer en la CURF.
- A toda persona que desea ingresar, se le toma la temperatura y se le realiza un triage online indagando por síntomas relacionado al COVID-19.
- Se respeta el distanciamiento social en las salas de espera y en la recepción.
- Se brindan turnos espaciados para evitar la aglomeración.

Aquellos que requieran visitar a su médico de confianza, podrán gestionar un turno ingresando a nuestro portal de pacientes o llamando al 4142121.