DÍA MUNDIAL DE LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

En Argentina, casi 4 de cada 10 personas mayores de 18 años tienen hipertensión arterial y en los mayores de 65, la cifra sube a 7 de cada 10. Casi la mitad de quienes la padecen no lo saben. De los hipertensos conocidos y medicados, solo 1 de cada 4 tiene la presión controlada adecuadamente.

La hipertensión arterial (HTA) se produce por el aumento sostenido en el tiempo de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Existen dos medidas: la presión arterial sistólica o máxima y la presión arterial diastólica o mínima. Se considera presión arterial alta (hipertensión) cuando es mayor o igual a 140 mmHg de sistólica y/o 90 mmHg de diastólica.

Es una enfermedad crónica que generalmente no presenta síntomas, por eso se la llama la “enemiga silenciosa”. La única manera de saber si se tiene HTA es mediante la toma de la presión arterial que se debe realizar con un tensiómetro validado, que puede ser un equipo digital o automático pero de brazo, (no de muñeca) y tomándola en condiciones adecuadas:

- Haciendo reposo previo de 5 minutos

- No fumando ni tomando café 30 minutos antes de la medición

- No hablar durante la toma

- Apoyando la espalda en la silla

- Sin cruzar las piernas

- Apoyando los pies en el piso

- Colocando el brazalete a la altura del corazón, con el brazo descubierto (sin ropa) y la mano sobre la mesa con la palma hacia abajo.

Se aconsejan 2 tomas separadas por 2 minutos

¿Por qué es importante su control ?

Todas las personas, incluso los niños deberían medirse la presión al menos una vez al año. Las embarazadas también en cada visita de control con el obstetra.

Si no se la diagnostica y no se la trata a tiempo, compromete a órganos nobles como el corazón, el cerebo los riñones y las arterias, lo que puede llevar a complicaciones graves como un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular (ACV), un aneurisma de aorta o diálisis permanente. Y en las embarradas puede afectar a la madre y al feto .

¿Qué medidas preventivas se pueden tomar?

Los hábitos de vida saludable como reducir el consumo de sal, mantenerse en un peso adecuado, no fumar, no beber alcohol en exceso, hacer actividad física y controlar el nivel de estrés son conductas importantes para ayudar a prevenir la HTA.

Por otro lado, si una persona ya tiene el diagnóstico de esta enfermedad es importante mejorar el control cumpliendo con su medicación y realizando controles semanales en su domicilio con la técnica correcta.

La presión alta y la pandemia por coronavirus

En esta etapa de cuarentena es muy importante cumplir con la dieta sin sal, tomar líquido, moverse dentro de la casa, evitar aumentar de peso y fundamentalmente seguir tomando la medicación indicada por su médico de cabecera. Ningún medicamento para la presión debe ser suspendido por el riesgo de coronavirus. Asegúrese de tener los medicamentos para todo el mes.

Es recomendable tomarse la presión en el domicilio para estar seguros de que la presión sigue controlada y seguir en contacto con su médico para los controles habituales, para la recetas o para consultar precozmente si aparecen síntomas nuevos o si la presión se descontrola, es decir, cuando tiene más de 140/90 en sus mediciones.

El coronavirus afecta más agresivamente a las personas con antecedentes de presión alta, enfermedades del corazón y/o diabetes. Por esto, mantener el aislamiento social, respetando la distancia de 1.5 a 2 metros entre las personas, la higiene correcta y frecuente de las manos y usar el tapabocas al salir de la casa, son medidas las recomendadas para cuidarse.