DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL: PATOLOGIZACIÓN Y MEDICALIZACIÓN DE LA INFANCIA

Profesionales del Servicio de Salud Mental demostraron preocupación porque en ocasiones se incurre a la sobremedicación y sobrepatologización de la infancia. Invitan a sus colegas a deconstruir y cuestionar los criterios de diagnóstico.

El Dr. Eduardo Kopelman y la psicóloga María Laura Macias participaron del Congreso Internacional de Infancia en Tiempos de Aislamiento y señalaron que las consultas pediátricas más frecuentes son de (padres de) niños de 0 a 5 años de edad y que estos pacientes tienen dificultad para dormir, alimentarse o controlar sus esfínteres.  

En ocasiones esta situación genera angustia en la familia, sin embargo, los profesionales aseguran que estas manifestaciones corporales son esperables en niños que aún no han desarrollado el lenguaje y, por lo tanto, no tiene otro modo de transmitirle al adulto aquello que le pasa. “Estas manifestaciones son una luz amarilla que el niño prende para que le prestemos atención”, aseguró Macias.

Cuando estas manifestaciones son tratadas como patologías en sí mismas, se sobremedica y se obtura aquello que el niño quiere decir, por lo que es probable que derive en otra manifestación.

En definitiva, los profesionales nos invitan a preguntarnos qué necesitan los niños en relación a la salud mental y nos proponen que evitemos la tendencia a igualar e indiferenciar a los sujetos.