¿CÓMO NO Y CÓMO SÍ SE PUEDE CONTAGIAR EL HIV?

Hoy se conmemora el Día Mundial de Acciones contra el VIH y cada año la OMS propone un lema diferente. En esta oportunidad, puso el foco en  “solidaridad mundial – responsabilidad compartida”. Este día es una oportunidad para apoyar a aquellos involucrados en la lucha contra el VIH y para mejorar la comprensión del VIH como un problema de salud pública y mundial.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) deteriora el sistema inmunitario, debilitando los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer. Es importante remarcar que su contagio se puede prevenir evitando el contacto con sangre,  semen,  secreciones vaginales; y suspendiendo la lactancia de madres con infección por VIH.

¿Qué tener en cuenta para su prevención?

Existen tres vías de contagio y para cada una de ella hay acciones preventivas.

  • Vía sexual: solo se puede prevenir con el uso del preservativo de manera correcta, es decir, durante toda la relación sexual ya sea vaginal, anal u oral.
     
  • Vía sanguínea: se previene evitando el contacto con sangre. Para eso, es necesario no intercambiar o compartir agujas ni jeringas. Dentro de este grupo reivindicamos la importancia de que todo procedimiento que incluya algún corte o punción sea realizado con material descartable o esterilizado, como es el caso del dentista, manicura, tatuajes o prácticas médicas.
     
  • Vía perinatal o vertical: para prevenirlo es importante que toda persona embarazada se realice el test de VIH durante el primer trimestre de embarazo. Si el resultado es positivo, se debe comenzar el tratamiento, seguir las indicaciones médicas y suspender la lactancia materna. Así, las posibilidades de transmitir el virus al bebé son casi nulas.

¿Cómo no se contagia?

Para evitar la discriminación y el tabú también es importante saber qué conductas o prácticas son seguras y no contagian. Tener relaciones sexuales utilizando preservativo, la saliva, el sudor, un estornudo, la picadura de un mosquito, las lágrimas, compartir la vajilla o los mismos servicios higiénicos o la depilación con cera, no transmiten el virus. Practicar deportes, besar, abrazar, dar la mano, jugar, trabajar o estudiar, compartir duchas o piscinas e intercambiar ropa con personas con VIH tampoco lo transmiten.